Pepe Colubi: «El mejor límite del humor sería no hacer chistes malos» - El SOMA

Pepe Colubi: «El mejor límite del humor sería no hacer chistes malos»

Humorista, periodista, escritor y guionista asturiano. Actualmente participa, junto a Javier Coronas y Javier Cansado en Ilustres Ignorantes, el programa que emite #0 y también publica una columna en Cinemanía desde el año 2006. En televisión ha colaborado en el programa Channel no4 en Cuatro y ha participado en dos programas de Paramount Comedy: Noche sin tregua y Nada que perder. Además, ha sido guionista de Sobre La Marcha (Canal+), El Hormiguero (Cuatro), Lo más plus (Canal+), Más te vale XXL (Canal+), Nada que perder (Paramount Comedy) y La última noche (Telecinco). Entre 2009 y 2012 comentó las retransmisiones de los Globos de Oro y de los Oscar en Canal+. En 2016 comentó la gala de los Oscar en Movistar+.

Fue colaborador habitual de El Jueves hasta que abandonó la revista en 2014 y pasó a publicar en la revista digital Orgullo y Satisfacción. También escribe para La Nueva España y Rolling Stone, La Mirada, Batonga, Diario 16 y El País de la Tentaciones así como en el suplemento televisivo del diario La Vanguardia. En radio ha participado en La Ventana, Carrusel de Verano de y Hoy por Hoy, todos de la Cadena Ser. Trabajó en 12 ediciones del Festival Internacional de Cine de Xixón.

El ritmo de las tribus (Alba Editorial), La tele que me parió (Alba Editorial), Ilustres Ignorantes (Aguilar, 2012) y Chorromoco 91 (MR Narrativa, 2014 y Booket, 2015) son algunos de sus libros.

Pepe Colubi

Para calentar, una fácil: ¿qué es el humor?

Una forma de vida. No es que me ponga poético o místico: el humor es una forma de vida, igual que el carbono.

El humor político: ¿sí? ¿no? ¿a veces?

El humor debe impregnar y tamizar todos los aspectos de la vida, incluida la política. Bill Maher ha hecho un ARTE de ello.

El humor tiene siempre el componente de que algo quede señalado como ridículo o risible por efecto del chiste o la gracia. ¿Quién pone más difícil el humor político, porque ponga el listón de lo ridículo demasiado alto o demasiado bajo para levantarlo, un risueño como Rajoy o un triste como Madina?

Creo que la premisa de la pregunta señala y dirige el tono del humor en función de la actitud del personaje, y eso suena regular. Rajoy tiene días tristes y Madina también sonríe. Seguro.

Tú que tanteas los límites del humor y haces a Coronas echar alguna que otra interjección, ¿cuáles son esos límites? ¿Debe haberlos? ¿Hay ley que deba señalarlos?

Señalar por ley los límites del humor es poner vallas al campo. Y de toda la vida sabemos que las discusiones sobre lindes causan muerte, destrucción y sufrimiento. El mejor límite del humor sería NO hacer chistes malos, pero eso es quimera. Y existe otro límite tangencial: los contextos. Cuando sacas un gag de su ecosistema natural y lo conviertes en noticia se pudre al instante.

Teniendo en cuenta lo dicho antes, tener sentido de humor supone aguantar que una gracia nos ponga en esa condición de ridículo que acompaña siempre al humor sin agresividad ni dolor. La Iglesia y el ejército son sectores que tradicionalmente no tienen sentido de humor. ¿Cómo ves a la prensa y los medios? ¿Un periódico, un canal o un periodista normalmente tienen sentido de humor? ¿Y en los políticos, mejora el sentido de humor o con la crisis del bipartidismo están más agrios?

Es peligroso generalizar la posesión o ausencia de humor por profesiones. El sentido del humor debe medirse de manera personal: poner de acuerdo a toda una institución (cualquiera de las que nombras) para que sean graciosos es tarea inalcanzable porque el humor es la primera víctima en caso de enfrentamiento a cualquier protocolo.

Eres escritor, guionista, presentador y muchos etcétera: ¿cuál es el formato en el que te encuentras más cómodo?

Estoy más a gusto en el etcétera que en las otras facetas: he escrito muchísimo durante años (artículos, reportajes, entrevistas, libros y casi cualquier formato que pueda soportar letra impresa), he hecho algunos guiones de televisión y he presentado pocas cosas. Prefiero estar a un lado de la mesa diciendo tontunas, pero sólo porque es lo que menos esfuerzo conlleva.

¿Qué personaje de Ilustres Ignorantes te interesa más o te resulta más simpático?

En Ilustres Ignorantes no hay personajes, ¡todos los que vienen de visita son ellos mismos! Pero aprovecho el Pisuerga para declarar mi sólida admiración hacia Pepín Tré, todo él.

¿El Mundo Today o Venga Monjas?

¡Los dos! Bueno, mejor dicho, ¡los cuatro! ¿Cómo se podría elegir? ¿Por qué? ¡Son complementarios!

¿El Jueves u Orgullo y Satisfacción?

¡Pero qué manía con elegir! Elegir uno significaría hacer de menos al otro, supongo... Y yo los adoro a los dos, ¡copón!

¿Buenafuente o Cárdenas?

¿El gran Andreu Buenafuente o quién?

El fenómeno LaLaLand:  ¿lover o hater?

No odio LaLaLand. Lo único es que no me gustó ni interesó. La indiferencia es distinta al odio.

Sobre las películas de los Óscar danos un consejo y una porra.

El consejo es relajarse y entrar al juego de los Óscars: nos gusta quejarnos de las ausencias y disfrutar con nuestros favoritos nominados. Son una excusa maravillosa para hablar de cine. Lo de la porra siempre plantea la misma duda: ¿las que creo que ganarán o las que me gustaría que ganaran? Aún no he visto todas las películas, pero me quedo con La Llegada, Comancheria y Toni Erdmann. Y aprovecho para quejarme, alto y fuerte, por la falta de comedias.

Estuviste trabajando en el FICX. ¿Qué te parece lo que está ocurriendo a la hora de elegir un nuevo director para el festival?

Me parece consecuencia de la mezquina, súbita y alevosa interrupción de la labor que realizó Cienfuegos en su día. El paso de los años ha demostrado que, en efecto, no había proyecto detrás de aquella operación.

¿Alguna anécdota de tu paso por el FICX?

Miles. Fueron años muy felices, plenos y productivos. Ahora mismo me viene a la memoria una cena con Kaurismaki. Fue como una de sus películas: poco diálogo, miradas intensas y mucha miga.

"Entrenamos a jóvenes para hacer fuego sobre la gente, pero sus jefes no les dejan poner joder en los aviones porque es una obscenidad". Lo dice Kurtz en Apocalyse Now! y tú a veces con otras palabras. Esto de que no haya límite para la violencia que se exhibe y cause revuelo que digas "polla" o "lefa", ¿te hace pensar, como a Kurtz, o a estas alturas te divierte?

Creo que causo más vergüenza que revuelo. Lo que más me sorprende es que muchas personas afirman que “digo en voz alta lo que ellos piensan”. ¡Dios mío, esa gente está enferma!

El fenómeno youtuber. ¿Va internet a destronar a la televisión?

Ya lo ha hecho, al menos en internet.

Una frase sobre Juan Carlos de Borbón. La que quieras. Sin límites.

No hace falta decir nada. Sólo hay que mirar una foto suya. Mirarlo fijamente a los ojos, en silencio. Sólo mirarlo a los ojos. Es probable que la foto se eche a llorar.

Fotografía de Jesús Aparicio.

Acerca de

Autores

Enrique del Teso y Marta Gorjón

Compartir