Justicia. Un relato delirante en seis partes y un piloto - El SOMA

Justicia. Un relato delirante en seis partes y un piloto

(Un efímero relato posmoderno localizado en uno de los países menos modernos de la Europa posmoderna).

Piloto.

La trama comienza con una Declaración Unilateral de Independencia (DUI) proclamada por un Gobierno (Govern) de una autonomía integrada dentro de la Monarquía Federal española. No se trataría de una DUI al uso, una de esas que te las imaginas solemnes, precisas, exultantes, una de esas DUI que no dejan lugar a ningún atisbo de duda respecto a que se trata de una verdadera DUI. No, no era una de esas viejas DUI de la modernidad. Se trataba de otra cosa.

Aquella tarde de octubre en el Parlament se votaron unas resoluciones que incluían una parte dispositiva que a su vez incluía una declaración de independencia firmada fuera del hemiciclo días atrás cuando también se iba a proclamar una DUI que no se proclamó pero que a su vez quedó suspendida. Si a alguien le ha quedado claro todo esto, que por favor telefonee a la Audiencia Nacional.

Esta ambigüedad calculada con precisión de relojero taiwanés no impidió la reacción del Gobierno de la Monarquía Federal Española anunciando la puesta en funcionamiento del artículo 155 de la Constitución española.

A grosso modo, el art 155 significaba la intervención de la autonomía por parte del Gobierno central, la asunción de sus competencias y la destitución en bloque del Govern. Atrás quedaba ya la duda sobre si había habido DUI o no. Como en todo relato posmoderno que se precie, entraba en escena la posverdad.

Episodio I. “Había sido Locke y no Montesquieu el primero en disparar”.

Montesquieu ha muerto” es una célebre frase que se le atribuye al no menos célebre Alfonso Guerra. Corría el año 1985 y el PSOE había reformado La Ley del Poder Judicial.

Frente al corporativismo del que siempre se había acusado al Consejo General del Poder Judicial, aquella reforma dictaminó que fuera el parlamento quienes eligieran a los vocales del Consejo. Habían pasado 7 años de aquella modélica transición y en la judicatura todavía se respiraba un intenso aroma a naftalina del viejo régimen.

Los detractores de la medida argumentaban que de esta manera se politizaba la justicia. Craso error, la justicia ya estaba politizada. Lo que se pretendía era que ya de estar politizada, al menos lo estuviera por el Gobierno de turno.

Montesquieu había escrito El espíritu de la leyes (1748). Era un libreto curioso donde el francés pasa más tiempo desarrollando las tesis de Bartolomé de las Casas para atacar a La Corona de España que profundizando sobre eso de la separación de poderes. Además, esto de la separación de poderes ya lo había trabajado el bueno de Locke tiempo atrás en sus dos tratados sobre el Gobierno civil (1689).

Locke era un tipo muy liberal. Pero tenía esclavos. No pasa nada porque para estas cosas siempre es necesario contextualizar. Ni Marx, ni Proudhon eran precisamente feministas, por poner un ejemplo.

La cuestión es que la frase de Guerra no tenía sentido. Daba igual que Montesquieu hubiese muerto. Siempre nos quedaría Locke, o mejor aún, Arsistóteles.

Volvamos a nuestro relato de la monarquía federal española. Volvamos a la actualidad. Volvamos al delirio posmoderno de un país premoderno.

El Gobierno de Mariano Rajoy decide aplicar el 155. Decide aplicar un 155 soft. Elecciones en diciembre y a ver si se pasa página rápido porque en el fondo, aunque esto libere al PP del tema corrupción, tienen a unos mercenarios en Ciudadanos que están dispuestos a todo con tal de ser el referente de la pureza patria. Eso sí, Ciudadanos no son nacionalistas, nacionalistas lo son todos los demás. Extraño espejo lacaniano.

Ciudadanos hace pupa al PP. Y eso a Mariano no le gusta. Pero...

Pero el PP es poliédrico. No lo aparenta, pero lo es. Y dentro del PP hay gente muy interesada en hacer morder el polvo al soso de Mariano.

Cuando parecía que la facción moderada del PP de Mariano controlaba la situación, un personaje bastante curioso toma la delantera. El Fiscal General del Estado, un tipo que escribe libros de psiquiatría y que se opuso a la doctrina Botín, impulsa un movimiento con la aquiescencia de la juez Lamela que hace saltar por los aires la “estrategia moderada” del Gobierno Rajoy.

El Govern al talego. ¿Hay en España separación de poderes?.¿Montesquieu no había muerto?. ¿Se trata del espíritu de Locke?. Tenemos un drama.

Por cierto, Francisco González (BBVA) estaba más cerca de Aznar que de Botín (Santander), pero este es un apunte sin importancia.

Reflejo en un charco

Episodio II. “El Girona gana en casa al Madrid y yo me las piro a Bélgica”.

Cuando era niño, mi padre solía decir que se marchaba para Bélgica cuando la familia pasaba por una crisis económica o emocional.

El ex Presidente de la Generalitat, Puigdemon, Puchi a partir de ahora, es un tipo singular.

¿No echábais en falta un poquito de culebrón en este relato?. Pues vamos a por ello. Este relato está pensado para ser un perfecto relato aristotélico.

Puchi se enamoró de una mujer que le rompió el corazón. Puchi es nacionalista, y todo nacionalista que se precie ha de ser un romántico.

Puchi logra rehacer su vida con una mujer joven y bella venida de los cárpatos. A ver, no tengo ni idea si la mujer en cuestión venía de los cárpatos pero como quedaba literario, pues lo puse. Y además, no olvidemos que todo esto es una ficción.

Marcela Topor nació en Rumanía. Conoció a Puchi y el amor los unió. Bueno, el amor y las subvenciones de la Gene (Generalitat) que recibió el proyecto de Puchi (Catalonia Today), una publicación en inglés que dirige la santa esposa del ex President. Marcela Topor. Esta publicación recibiciría de la Gene entre el 2008 y el 2014 la friolera de 12,3 millones de euros en subvenciones.

Bueno, el tema culebrón ya está. Volvamos al meollo de la cuestión. No me apetece ser lacrimógeno.

El Girona gana al Madrid. Puchi asiste al partido y como que nada más finalizar, decide pirarse junto a un grupo de consellers a Bélgica. Al parecer se fueron en coche, ¿rollo El Camino de Kerouac?. No sé, pero seguimos literarios. Hubiese molado mucho ese viaje por carretera con un Neil Cassady al volante puesto de anfetas y el Be Boop sonando a tope por los altavoces del coche. Un viaje en busca de Old Bull Lee hacia las viejas colonias del Reino de España para acabar consiguiendo uno de esos tres fijes diarios que el bueno de Burroughs se metió por la vena durante tantos años.

Ahora mismo floto hacia El Búnker, hacia La Factory. Piso freno. Volvamos.

La escapada de Puchi es perfecta para dar forma a uno de los argumentos esgrimidos por la AN para encarcelar al resto del Govern. Existe riesgo de fuga. El segundo tiene que ver con la violencia. Centrémonos en la violencia.

Episodio III. “Represión, tongo o ambas cosas son posibles”.

El Govern había convocado un referendo sobre la independencia de Catalunya para el 1 de Octubre.

El Tribunal Constuticional, en una reunión de urgencia, acuerda por unanimidad de sus doce magistrados suspender la vigencia de la Ley de Referendum.

El Gobierno decide entonces mandar a miles de policías nacionales y guardias civiles a Catalunya para evitar la celebración de la consulta. Se alojarían en cruceros decorados con los personajes de dibujos animados de la Warner siendo Piolín su más destacado representante.

La Magistrada Mercedes Armas instructora de la causa abierta en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra el Govern de la Generalitat por la celebración del referéndum del 1 de octubre ordena en un auto a Mossos, Guardia Civil y Policía que impidan la utilización de cualquier local o edificio público para la preparación de la consulta.

Los días anteriores a la consulta, las Fuerzas de Seguridad del Estado incautan papeletas, cierran imprentas, pero...¿las urnas?.

Catalunya estaba literalmente tomada. Los servicios de inteligencia trabajaban a los tres turnos casquianos. Había que interceptar las dichosas urnas.

Poco antes de la celebración del referéndum el Govern presenta en sociedad a LA URNA. Una caja de plástico que bien podría servir para almacenaje de cualquier cosa. De esas que compras a precio de saldo en Aliexpress. El 1 de Octubre habría urnas. ¿Habrían pasado gracias a los estibadores del puerto de Barcelona?, ¿Habrían pasado por la Junquera como en los viejos tiempos pasaban las copias ilegales de El último tango en París de Bertolucci?.

Alguién le había metido un gol por la escuadra a los Servicios de Inteligencia españoles. Y ese alguien, no podría ser un payés que pasaba por allí. Ese alguien debía de conocer el terreno que pisaba. España no tiene unos especialmente malos Servicios de Inteligencia. Otra cosa es que les hagan caso.

Llega el 1 de Octubre y se monta la tangana. Las imágenes de las cargas policiales sobre los activistas concentrados en los colegios electorales recorren el mundo. También multitud de fakes, todo hay que decirlo.

En esa consulta, según datos ofrecidos por la Gene, algo más de dos millones de personas logran depositar su voto. Un 90% de los mismos son a favor de la independencia.

Dos millones de votos en un escenario de supuesta represión bárbara de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Aquí hay algo que no cuadra. O no hubo tal represión salvo casos aislados, o no votaron dos millones de personas. Sea como fuere, los resultados de ese referéndum no sirven absolutamente para nada. Bueno, en teoría. Depende para quien. Volvemos a la posverdad.

Pasamos a otro escenario. ¿Hubo instigación a la violencia por parte del Govern?. ¿Puede considerarse la resistencia pasiva una forma de violencia?. Sin violencia no se puede imputar un delito de rebelión.

Episodio IV. “Truco o trato”.

En la víspera de Todos los Santos la instructora de la Audiencia Nacional había otorgado un plazo de 24 horas a los letrados de los ex miembros del Govern para preparar la defensa. Tras escuchar a las partes decide enviar a prisión sin fianza a Oriol Junqueras y a otro siete consellers. Santi Vila, que había dimitido por su postura crítica hacia la estrategia del Govern, quedaría en libertad tras depositar una fianza de 50.000 euros.

De forma paralela, el Tribunal Supremo decide dar un plazo de una semana a los letrados de los miembros de la mesa del Parlament para preparar sus defensas. Transcurrida esa semana y tras declarar durante más de siete horas, el juez decreta prisión eludible con fianza de 150.000 euros para Forcadell y libertad bajo fianza de 25.000 euros para Corominas, Guinó, Simó y Barrufet, con comparecencias semanales, obligación de entregar el pasaporte y prohibición de salir de España. Nuet, sería puesto en libertad sin medidas cautelares.

La estrategia de las defensas de los miembros de la mesa se diferenció de la estrategia de las defensas de los Consellers en la predisposición de los primeros para contestar a las preguntas de la fiscalía y en aceptar del art 155 además de señalar que la DUI aprobada el 27 de octubre fue "declarativa" y "simbólica" (sin ningún valor jurídico).

Una vez más, el Tribunal Supremo volvería a demostrar que es un Tribunal más garantista que la Audiencia Nacional.

En un duro artículo publicado el 3 de Noviembre en El Diario.es, el Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla Javier Pérez Royo señala la anomalía de la existencia de un tribunal como la AN.

Inciso:

La AN se crea a la vez que se disolvía el Tribunal de Orden Público franquista. Eran tiempos de plomo y de ETA. En origen, esa AN se creó exclusivamente para juzgar los casos de violencia terrorista. Se consideró que las presiones en Euskadi sobre los Magistrados del TSJ del País Vasco por parte del entorno abertzale eran un marrón. Continuamos.

En el 2008, el pleno de los Magistrados de la Audiencia Nacional reconoció (Auto 34/2008, de 2 de diciembre) que “el delito de rebelión nunca ha sido competencia de esta Audiencia Nacional”.

Uno de los delitos por los que ocho Consellers han ingresado en prisión, el delito de rebelión, pudiera no ser competencia del tribunal que ha decidido su encarcelamiento.

Episodio V. “Tú a Boston y yo a California”.

En 1961 se rodaría The Parent Trap, conocida en España con el título de Tú a Boston y yo a California. La excelsa literalidad en la traducción del título parecería obra de Jose María Aznar sino fuera porque de aquella era todavía un pequeño niño madrileño que no dominaba la lengua de aquel lugar al que Augustin Louis Marie de Ximenés bautizó como La Pérfida Albión.

Tú a Bostón y yo a California contaba la historia de dos hermanas gemelas separadas al nacer y que al reencontrarse deciden interambiarse las familias.

La primera vez que descubrí a Jordi Cuixart y a Jordi Sánchez “Los Jordis” pensé en aquella película de 1961.

Jordi Cuixart es el presidente de Omnium Cutural. Una asociación de carácter cultural y político fundada en 1961 con el objetivo de promocionar la lengua y cultura catalanas. En la actualidad cuenta con 60.000 socios.

Jordi Sánchez es el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Una asociación cuyo objetivo es alcanzar la independencia de Catalunya. Cuenta con 80.000 socios y fue creada en el año 2012.

Jordi Cuixart y Jordi Sánchez ingresaron en prisión en octubre por orden la AN acusados de un delito de sedición al "promover" el asedio a la Guardia Civil el 20 de septiembre durante una operación para impedir el 1-O.

El problema es que si el delito de sedición “ no haya llegado a entorpecer de un modo grave el ejercicio de la autoridad pública y no haya tampoco ocasionado la perpetración de otro delito al que la Ley señale penas graves, los Jueces o Tribunales rebajarán en uno o dos grados las penas señaladas en este capítulo”. (Artículo 547 del Código Penal)

El 20 de Septiembre miles de manifestantes se concentraron frente a la sede de la Consejería de Economía en Barcelona durante un registro de la Guardia Civil. Los agentes lograron salir tras muchas horas de encierro. Durante aquellas horas de tensión se pincharon las ruedas de varios coches de la GC que acabaron siendo tuneados con símbolos independentistas. Los Jordis se vinieron arriba. Eso que también te pasa cuando estás en una pinchada de Ricardo Villalobos en un club a las 5 de la mañana en Berlín y te mete un subidón de esos progresivo que explota con la entrada del bombo. Y claro, pierdes la cabeza.

A las 20:20 horas, Jordi Sánchez, en medio de ese subidón, arenga a los manifestantes. "El 1 de octubre votaremos, si nos quitan la urnas, las construiremos». «Que nadie se vaya a casa, será una noche larga e intensa". Estaba on fire.

A las 00:13, al otro Jordi, Cuixart, le sube la movida y encima de un coche de la GC en una actitud que recordaba a la de aquellos chavales en el 92 en el aparcamiento de la discoteca Spook en Valencia después de haber estado toda la noche de fiesta llama a la “movilización permanente”.

Si Trotsky levantara la cabeza se volvería a clavar el piolet.

Hubo cargas, algunos incidentes y los agentes salieron ilesos habiendo realizado su trabajo.

Una prisión incondicional sin fianza para “Los Jordis” quizás es algo excesivo. El principal perjudicado de esta decisión judicial fue el compañero de celda de Jordi Sánchez en Soto del Real. Harto de la chapa del lider independentista pidió un traslado de celda.

Episodio VI. “...And Justice for all”.

En 1988 Metallica publica su cuarto disco. Era el primer disco tras la trágica desaparición de Cliff Burton. Ese bajista de “Trash Metal” que aporreaba el bajo con los dedos como nadie.

El ...And Justice for All probablemente sea el disco de Metallica más logrado técnicamente.

Sobre las letras del disco Lars Ulrich llegó a comentar...«Estábamos leyendo un artículo sobre listas negras en la política y conseguimos un título para una canción, “The Shortest Straw”».

La temática del disco se sustenta en una narrativa que denuncia las injusticias políticas y judiciales.

El “Procés” en Catalunya ha dejado en evidencia algo más que las frágiles costuras que sujetaban la arquitectura territorial del 78. Ha mostrado las carencias de una clase política incapaz de arreglar un problema político que ha tenido que acabar refugiándose en la actuación de la justicia. También las anomalías de un sistema judicial manifiestamente mejorable. En España hay jueces y juezas mejores y peores. También hay jueces y juezas absolutamente impecables. No es una cuestión de nombres concretos, es una cuestión de sistema. Un sistema, que paradójicamente podría salir reforzado de esta crisis. ¡Gol de Señor!

“Los Jordis” no son presos políticos. Tampoco deberían estar en prisión. La prisión debería ser decidida tras un juicio con garantías.

Los Consellers no deberían estar en prisión puesto que existen medidas suficientes para garantizar que no exista riesgo de fuga hasta que sean juzgados.

El 21 de Diciembre hay nuevas elecciones en Catalunya. Todo apunta a la posibilidad de un bucle al mejor estilo de El día de la marmota. La sociedad española, la sociedad catalana, no se merecen esto.

 

* Un día antes de entregar este texto fallece el Fiscal General del Estado a causa de una infección renal mientras visitaba Buenos Aires. Parece ser que no habrá autopsia. Los medios de comunicación con El País a la cabeza se lanzan a señalar la implicación del Gobierno ruso en el proceso catalán con el objetivo de desestabilizar Europa (Surkov Rules). Esto se ha ido de madre.

Acerca de

Autor

Willy Abraldes Tvrdnik

Compartir